Desde la Asociación de Especialistas en Enfermería del Trabajo, queremos hacer llegar a los ciudadanos nuestra opinión sobre las ventajas de la prescripción enfermera en respuesta a las opiniones volcadas a los medios de comunicación por otros colectivos, que apostados desde su visión monoprofesional de la salud, pretenden hacer invisibles a otros profesionales sanitarios.

No es nada extraño en los países de nuestro ámbito de influencia social y económica, la prescripción enfermera. Tanto es así que una veintena de países llevan muchos años con esta práctica y con magníficos resultados tanto asistenciales como económicos entre la población que atienden. No creemos que nadie ponga en duda la calidad de la asistencia sanitaria de países como, EEUU, Canadá, Nueva Zelanda, Finlandia y otros muchos más, donde los enfermeros prescriben de forma autónoma.

España no es un país ajeno a esta situación, ya desde el año 2009 existe una ley que regula la prescripción enfermera, pero que aún hoy sigue teniendo dificultades para su aplicación y desarrollo. También en nuestro país odontólogos y podólogos, prescriben por lo que el argumento “solo el médico puede prescribir”, es bastante endeble para bloquear la prescripción enfermera.

Nadie pone en duda la capacidad profesional y académica de los enfermeros españoles, de reconocido prestigio y solicitados por los sistemas sanitarios de los países de nuestro entorno, cuando aquí es cada día mas difícil desarrollar esta profesión por las enormes dificultades existentes, una de ellas la misma prescripción autónoma de medicamentos y productos sanitarios, a pesar de ser un Grado Universitario y que desde 2005 se han venido desarrollado las especialidades de enfermería dentro del Sistema Nacional de Salud.

Pedimos al Gobierno y al resto de fuerzas políticas y sociales un gesto de coherencia con la Enfermería y con los Ciudadanos, apoyando sin fisuras el desarrollo y aplicación de la Prescripción Enfermera, hecho que derivará sin duda alguna en una mejor asistencia sanitaria a la sociedad y en un importante ahorro del gasto sanitario.

Información adicional